ELIMINACIÓN PAULATINA DE ALGUNOS BIOCARBURANTES

EL PARLAMENTO EUROPEO CONFIRMA LA ELIMINACIÓN PAULATINA DE ALGUNOS BIOCARBURANTES

El Parlamento Europeo (PE) ha vuelto a recordar que “los biocarburantes de primera generación con un alto riesgo de “cambio indirecto en el uso de la tierra” (ILUC en sus siglas en inglés) no se tendrán en cuenta para los objetivos de uso de renovables a partir de 2030”. Asociaciones como Transport & Environment (T&E) se han apresurado a afirmar que en esa lista están principalmente el biodiésel de aceite de palma y el de aceite de soja.

Hasta febrero de 2019 la CE no decidirá qué biocarburantes se quedan fuera.

La sección de Biocarburantes de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA) puntualiza que la nueva directiva “establece en su artículo 25 que la Comisión haga una propuesta en febrero del año que viene para precisar aquellas materias primas cuya utilización considere tiene un alto riesgo de ILUC. Veremos qué materias primas propone, teniendo en cuenta que paralelamente tiene que proponer criterios para certificar biocarburantes de bajo riesgo ILUC”.

Desde la patronal europea del etanol (ePure) consideran que “la adopción final por parte del PE de la política de energía renovable de la UE para 2020-2030 abre las puertas a un enfoque más efectivo para descarbonizar el transporte, pero dependerá de los Estados miembros convertir esa ambición en acción”.

Mientras se llevan a cabo los estudios vinculados a esta decisión de la CE (relacionada con la nueva directiva de energías renovables), las ONG ecologistas han intensificado la campaña contra uno de los biocarburantes que podría quedar afectado: el biodiésel de aceite de palma.

Una decena de esta organizaciones han activado hoy mismo la campaña europea #NotInMyTank (#NoEnMiDepósito en España), que incluye la recogida de firmas a través del portal SumOfUs y que lleva más de 85.000 al cierre de esta noticia. “La campaña comprende una serie de actuaciones públicas y culminará en un día de acción con movilizaciones en diferentes capitales europeas”, afirman desde Ecologista en Acción.

(Fuente revista “Energías Renovables”)